SAN PEDRO SULAAsfixiado por el humo murió el niño Denser Odair Rosales Aguilar (de 5 años) al quedar atrapado por el fuego en su vivienda, que fue pasto de las llamas en el barrio Medina.

El siniestro ocurrido el sábado destruyó cinco apartamentos de doce que hay en una propiedad en la 6 avenida, entre 10 y 11 calle, del referido barrio.

El fuego, según los vecinos, se inició minutos antes de las 6:00 am en el apartamento donde vivía el infortunado menor con sus padres y dos hermanitos.

Según lo relatado por los habitantes de los apartamentos, un ventilador que se recalentó provocó el incendio.

Los vecinos manifestaron que los tres niños estaban solos porque sus padres habían salido a trabajar.

Dijeron que los hermanitos de Denser lograron salir corriendo porque estaban cerca de sala y él se encontraba en el cuarto al fondo del apartamento.

La búsqueda Genaro Ortega, capitán del Cuerpo de Bomberos, dijo que inmediatamente que llegaron a los apartamentos “nos dijeron que había un niño en uno de los cuartos y nos concentramos en querer evitar la muerte del menor”.

Ortega manifestó que lo que dificultó encontrar rápido al menor era la gran cantidad de humo que se había concentrado en el apartamento, lo que no les permitía mirar.

DañosLos bomberos informaron que fueron cinco apartamentos los que se quemaron en su totalidad en el barrio Medina de San Pedro Sula.

Los apagafuego evitaron que se quemaran los otros siete apartamentos que hay en el predio y cuatro locales comerciales.

El fuego lo controlaron en 50 minutos y participaron en el combate del incendio 20 elementos de ese cuerpo de socorro.

También los escombros que habían les dificultaba movilizarse y avanzar al cuarto donde se suponía se hallaba el pequeño.

Tuvieron que romper el techo para liberar el humo y que hubiera ventilación, y eso ya les permitió tener claridad y avanzar más rápido.

“Fuimos removiendo escombros y al llegar al cuarto no lo encontramos, y al final lo hallamos sin vida en un baño”, expresó el oficial.

“Nos concentramos en la búsqueda del niño y salvarlo, el fuego quedó en segundo plano.

Lo más importante para nosotros era salvar al niño porque una vida está sobre todas las cosas, pero desafortunadamente no logramos salvarlo”, lamentó Ortega.

“Estuvimos unos treinta minutos de ardua labor concentrados en salvar al niño, pero no pudimos rescatarlo”, expresó el capitán del Cuerpo de Bomberos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.