Sobrevivientes dicen que los otros cinco marinos murieron

ROATÁN“No sabemos qué pasó, cuando acordamos nos hundimos.

Estuvimos 10 días naufragando”, dijo escuetamente Lander Launer Núñez Arriola, uno de los 10 marinos rescatados con vida de la embarcación Falling Star, que zozobró en el mar Caribe cuando realizaba un viaje desde Roatán a Jamaica el pasado 3 de julio.

El resto de los sobrevivientes son Omar Suazo García, Gerardo Martínez Green, Dayton Sabino Rodríguez Martínez, Gerardo Álvarez Castillo, José Marcelo Castro Álvarez, Edison Alejandro Castillo Green, Claudio Green Castro, Henry Manuel Morales Green y Víctor Manuel Castillo Mauricio.

Los marinos fueron rescatados 40 millas al norte de la isla de Guanaja, mientras se aferraban a una lancha que lograron sacar de la embarcación.

Al arribar a tierra firme, los marinos manifestaron a las autoridades que los recibieron que los otros cinco compañeros no lograron sobrevivir, pues quedaron atrapados en el bote.

“El capitán Sergio Green falleció en la lancha en que se encontraba y fue lanzado al mar; los otros cuatro se hundieron con el barco”.

“Mi tío Domingo Pérez no aparece y está entre los muertos, eso me dicen, que murió, aunque no hay nada oficial”, apuntó una sobrina del marino desaparecido.

Ambos eran amigos y residían en la comunidad de Batalla, jurisdicción de La Mosquitia.

Tras conocerse la noticia sobre su deceso, las redes sociales se inundaron de mensajes de pesar de amistades y familiares de los marinos lamentando lo sucedido.

Los rescatados, en su mayoría residentes del departamento de Gracias a Dios, permanecen en el hospital de Roatán recibiendo atención médica.

“Como familiar sabemos que no es fácil trabajar en el mar, y más ahora por lo que pasó.

Me dijeron que mi primo murió porque quedó atrapado en el barco junto con los otros compañeros.

Confío en Dios y sé que mientras no veamos un cuerpo muerto, pienso que sigue vivo, ya que ellos son expertos en el mar”, aseguró Leslie Casildo, prima del desaparecido Víctor Manuel Casildo.

Según se conoció, el bote pesquero Falling Star iba cargado de nasas de pesca y bloques.

Las autoridades de Marina Mercante manifestaron que la embarcación dejó de transmitir datos de ubicación cuatro días después de haber zarpado de Roatán el pasado 3 de julio.

Países como Colombia, Jamaica y Estados Unidos participaron en la búsqueda de los marinos, tras enviar señal de auxilio.