Con Operación Candado buscan bloquear a estructuras criminales en el Valle de Sula

San Pedro Sula, Honduras.

La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) puso en marcha esta mañana la Operación Candado en barrios y colonias del Valle de Sula para combatir la criminalidad.

A las zonas consideradas como conflictivas se desplazaron miembros de la Policía Militar, Policía Nacional, Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas, Fuerzas Armadas, así como equipos de inteligencia e investigación.

Las autoridades enfatizaron que estas acciones se realizan con el propósito de ejercer mayor control territorial y restringir la movilidad criminal.

Mario Bueso, general de Fusina, manifestó que “hemos decidido aplicar en este segundo semestre del año una nueva dinámica operativa para cerrar algunas colonias y barrios que son violentos, particularmente en el Distrito Central y San Pedro Sula.

Queremos tener mayor control en puntos conflictivos, es por eso que estamos cerrándoles los espacios a las estructuras criminales”.

“Estas operaciones se llevan a cabo por parte de los cuerpos de Seguridad del Estado para llevar tranquilidad y paz a la población, pero también les pedimos su colaboración para reducir de manera significativa las acciones ilícitas”, añadió.

Puede leer: Unos seis heridos deja accidente entre pick up y rastra en salida de Santa Rosa de Copán Uno de los coroneles de Fusina que participó en los operativos de intervención en San Pedro Sula, reiteró que esto es parte del seguimiento a sus estrategias para mantener sectorizada la zona del Valle de Sula y dar con importantes capturas en todos los niveles de las estructuras criminales.

Miembros de la Policía Nacional instalados en puntos de San Pedro Sula para disuadir la delincuencia.

“El objetivo, en parte, es disminuir delitos como la extorsión, los homicidios y otros actos ilícitos en las zonas de mayor incidencia.

Es importante recordar la efectividad que hemos venido teniendo, decomisando grandes cantidades de droga y armas, también reconocer el apoyo de los fiscales para que cada uno de los casos se hayan judicializado”, agregó.

Además: Caen “El Poseído” y “El Temblor”, supuestos pandilleros que participaron en una masacre En tanto, críticos del sistema de justicia del país aducen que la falta de una “investigación científica” sobre hechos violentos es una muestra de la “negligente respuesta” de las autoridades de Seguridad que atribuyen esos hechos a pleitos de pandillas y grupos del crimen organizado.

Expertos dicen que las estrategias de seguridad en Honduras están orientadas a aumentar la presencia militar y policial para disuadir el delito, pero argumentan que las autoridades no han establecido acciones acciones para prevenir la violencia.

Un ejemplo de ello es que, de acuerdo con el Observatorio de la Violencia, el 55% de las masacres ocurren en el área urbana y el 65 % de esos asesinatos múltiples ocurre en San Pedro Sula, Tegucigalpa, Choloma, Intibucá y Catacamas, en el norte, centro, occidente y oriente del país.