Líder de la MS está registrado como muerto en el RNP

TEGUCIGALPAEl cabecilla de la mara Salvatrucha Allan Josué Alvarado Cruz aparece muerto en el Registro Nacional de las Personas (RNP) después de haberse fugado en 2011 de la Penitenciaría Nacional de Támara, adonde debía cumplir una condena de 23 años de prisión por asesinato.

Durante diez años, el sujeto perfilado por agentes de investigación como uno de los líderes de la mara Salvatrucha, se ha dedicado a delinquir usurpando los nombres y números de identidad de otras personas.

Agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) capturaron a Allan Josué Alvarado Cruz el sábado 26 de junio en Sabanagrande, Francisco Morazán.

En ese momento, el sujeto se identificó con una licencia de conducir con su fotografía y el nombre de Carlos Roberto Figueroa Hernández y la cual tiene un número de identidad de un ciudadano de Olancho.

Alvarado Cruz fue apresado junto a su esposa Nayeli Herrera Salinas y su guardaespaldas José Matute Galindo, les decomisaron un turismo, 4,800 dólares y 9,500 lempiras.

Con investigaciones y sospechas que tenían los agentes de la unidad de perfilación criminal de la DPI iniciaron el proceso para identificarlo y al hacer el cotejamiento de huellas dactilares confirmaron que era Allan Josué Alvarado Cruz.

En el seguimiento de las investigaciones, la DPI ha confirmado que el cabecilla se fugó de la Penitenciaría Nacional de Támara el 23 de abril de 2011.

Después de esa fuga, dos cuerpos fueron encontrados calcinados y en la escena encontraron los documentos personales de Allan Josué Alvarado Cruz.

En el RNP, los investigadores confirmaron que su defunción fue registrada y a sus familiares les extendieron un acta.

CapturaEn junio de 2017, el cabecilla fue detenido en El Negrito, Yoro, en posesión de armas de fuego y se identificó durante todo el proceso judicial con el nombre de Steven José Ramos Cruz.

El 1 de julio de 2017 fue enviado al penal en Ilama, Santa Bárbara.

El 29 de enero de 2019, el tribunal de sentencia, siempre con el nombre de Steven José Ramos Cruz, lo absolvió de responsabilidad y ordenó su libertad.

Se desconoce si en ese proceso la Policía o la Fiscalía solicitaron que sus huellas fueran cotejadas, pues su nombre era falso.

Ahora después de confirmar que Allan Josué Alvarado Cruz no está muerto le imputaron los delitos de asociación ilícita, lavado de activos, usurpación de personalidad y cohecho.

Fue enviado a la cárcel de El Porvenir y el miércoles será la audiencia inicial por el nuevo proceso.

Allan Josué Alvarado Cruz nació el 21 de enero de 1982, en su estatus de vivencia del RNP aparece muerto.

También aparece con el nombre de Steven José Ramos Cruz.