Tenacidad de los bomberos evitó catástrofe en incendio

VILLANUEVA, CORTÉSLa reacción inmediata y tenacidad de los bomberos junto a la activación de plan de contingencias de la empresa evitaron que el siniestro de gran magnitud que ocurrió en la planta de almacenamiento de Tropigas se convirtiera en una catástrofe.

Las autoridades de ese cuerpo de socorro informaron que a las 3:15 pm del sábado recibieron el llamado de la emergencia y de inmediato mandaron las unidades de primera respuesta contra incendios que llegaron en pocos minutos porque la estación de bomberos está a menos de un kilómetro del lugar de la conflagración.

El incendio se inició en el área del andén adonde cargan los cilindros de 25, 35 y 100 libras de gas LPG y por radiación se propagó a las oficinas, bodegas de papelería, bodegas de los talleres mecánicos y hubo pérdidas de camiones y carros pick-up.

LogísticaEn el combate a la conflagración participaron 50 bomberos, ocho unidades contraincendios, dos unidades de rescate, dos ambulancias, y dos unidades de transporte de ese cuerpo de socorro.

De inmediato pidieron el apoyo de Bomberos de San Pedro Sula, La Lima, Choloma, Potrerillos y El Progreso que mandaron unidades contra incendios y tanques para poder acarrear agua de los hidrantes de la estación de Villanueva, parques industriales de la zona y de la Compañía Azucarera Hondureña.

Indicaron que a la par del andén se encuentran los cilindros de mayor capacidad, pero se evitó que las llamas llegaran a ellos al activarse el sistema de protección, irrigadores y los hidrantes de la empresa que funcionaron apropiadamente.

Eso evitó que se diera una explosión de mayores proporciones que hubiera ocasionado una catástrofe.

El comandante de Bomberos de Villanueva, capitán José Ernesto Estrada Toro, dijo que les llevó cuatro horas controlar el incendio y ayer seguían con las labores de enfriamiento e inspección para establecer las causas de la conflagración.

Estrada dijo que la tenacidad, los conocimientos y entrenamiento de los bomberos para combatir ese tipo de incidentes dio excelentes resultados.

Parte del plantel de la distribuidora de gas y varios carros fueron pasto de las llamas.

Hasta ayer, los bomberos no habían establecido la causa del siniestro.

“Gracias primero a la misericordia de Dios y la eficiencia del equipo instalado del personal del Cuerpo de Bomberos en Villanueva y el apoyo que recibimos no hubo ni un muerto, ni siquiera un herido, mucho menos un lesionado”, resaltó el jefe bomberil.

“La labor de los bomberos fue extenuante, de mucho riesgo, muy heroica y más allá del cumplimiento del deber”, resaltó Estrada.

Informó que se conformó un comando de incidentes en el que la Policía, Tránsito, Policía Militar, Policía, Municipal, el Comité de Emergencia Municipal (Codem) acordonaron el área con un perímetro de seguridad de cuatro kilómetros y se cerró el bulevar que conduce de San Pedro Sula a Tegucigalpa para evitar que si sucedía algo más pusiera en riesgo la vida y la integridad de la ciudadanía.

También por medio del comando de incidentes se coordinó la evacuación de comunidades densamente pobladas como las colonias Miguel Calvo, Gran Villa, Villa Real, Buena Vista y de la aldea Pueblo Nuevo.

También se evacuó oportunamente a los trabajadores de los parques industriales Zip Buena Vista y Zip Villanueva.

AfectadosEl cabo de bomberos Freder Machado, quien estuvo cargo de las unidades de socorro, informó que en el combate de la conflagración resultaron afectados cuatro bomberos por agotamiento de calor.

Indicó que uno de los afectados tuvo que ser trasladado al Seguro Social “porque tuvo un golpe de calor fuerte por las altas temperaturas que estaba generando el incendio”.

Manifestó que los otros tres bomberos sufrieron agotamiento por calor por las altas temperaturas y el esfuerzo físico que realizaron y los atendieron en el lugar adonde se recuperaron.

Vivimos momentos de agonía: bombero Samuel NúñezSAN PEDRO SULA.

El bombero Samuel Núñez, uno de los que resultó afectados en el incendio de la planta de gas, dijo que vivieron momentos de agonía.

“Gracias a Dios dimos una pronta respuesta en el combate al incendio”, manifestó Núñez, asignado a la estación de Bomberos de la colonia Montefresco de esta ciudad.

Relató que acudieron a darles apoyo a sus compañeros de Villanueva porque recibieron el llamado del sistema nacional de emergencia 911.

“Fui el primer bombero que ingresé con uno de los brigadistas y al ver que los tanques se estaban incendiando cerramos las válvulas con gran sacrificio, y lo que nos ayudó también fue la coordinación que tiene la empresa con la logística”, expresó.

“Vivimos momentos tensos, pero en mi mente dije: me tocó me tocó y soy bombero y para esto fui entrenado y tengo que dar lo mejor de mí y le dije a los compañeros entremos”, relató Núñez.